Producir frutos

Evangelio del día
¿Señor, a quién iremos?. Tú tienes palabras de vida eterna. Jn 6, 68

Ver evangelio en línea – Calendario ordinario
https://evangeliodeldia.org/SP/gospel?utm_source=newsletter

Viernes, 22 De Marzo

Viernes de la segunda semana de Cuaresma

San Nicolás Owen

San Nicolás Owen

Más… https://evangeliodeldia.org/SP/saints/03-22?utm_source=newsletter

——————————————-

Libro de Génesis (37,3-4.12-13a.17b-28.)
Israel amaba a José más que a ningún otro de sus hijos, porque era el hijo de la vejez, y le mandó hacer una túnica de mangas largas.
Pero sus hermanos, al ver que lo amaba más que a ellos, le tomaron tal odio que ni siquiera podían dirigirle el saludo.
Un día, sus hermanos habían ido hasta Siquém para apacentar el rebaño de su padre.
Entonces Israel dijo a José: “Tus hermanos están con el rebaño en Siquém. Quiero que vayas a verlos”.
José fue entonces en busca de sus hermanos, y los encontró en Dotán.
Ellos lo divisaron desde lejos, y antes que se acercara, ya se habían confabulado para darle muerte.
“Ahí viene ese soñador”, se dijeron unos a otros.
“¿Por qué no lo matamos y lo arrojamos en una de esas cisternas? Después diremos que lo devoró una fiera. ¡Veremos entonces en qué terminan sus sueños!”.
Pero Rubén, al oír esto, trató de salvarlo diciendo: “No atentemos contra su vida”.
Y agregó: “No derramen sangre. Arrójenlo en esa cisterna que está allá afuera, en el desierto, pero no pongan sus manos sobre él”. En realidad, su intención era librarlo de sus manos y devolverlo a su padre sano y salvo.
Apenas José llegó al lugar donde estaban sus hermanos, estos lo despojaron de su túnica – la túnica de mangas largas que llevaba puesta – ,
lo tomaron y lo arrojaron a la cisterna, que estaba completamente vacía.
Luego se sentaron a comer. De pronto, alzaron la vista y divisaron una caravana de ismaelitas que venían de Galaad, transportando en sus camellos una carga de goma tragacanto, bálsamo y mirra, que llevaban a Egipto.
Entonces Judá dijo a sus hermanos: “¿Qué ganamos asesinando a nuestro hermano y ocultando su sangre?
En lugar de atentar contra su vida, vendámoslo a los ismaelitas, porque él es nuestro hermano, nuestra propia carne”. Y sus hermanos estuvieron de acuerdo.
Pero mientras tanto, unos negociantes madianitas pasaron por allí y retiraron a José de la cisterna. Luego lo vendieron a los ismaelitas por veinte monedas de planta, y José fue llevado a Egipto.

Salmo (105(104),16-17.18-19.20-21.)
Él provocó una gran sequía en el país
y agotó todas las provisiones.
Pero antes envió a un hombre,
a José, que fue vendido como esclavo.

Le ataron los pies con grillos
y el hierro oprimió su garganta,
hasta que se cumplió lo que él predijo,
y la palabra del Señor lo acreditó.

El rey ordenó que lo soltaran,
el soberano de pueblos lo puso en libertad;
lo nombró señor de su palacio
y administrador de todos sus bienes,

Evangelio según San Mateo (21,33-43.45-46.)
Jesús dijo a los sumos sacerdotes y a los ancianos del pueblo:
«Escuchen otra parábola: Un hombre poseía una tierra y allí plantó una viña, la cercó, cavó un lagar y construyó una torre de vigilancia. Después la arrendó a unos viñadores y se fue al extranjero.
Cuando llegó el tiempo de la vendimia, envió a sus servidores para percibir los frutos.
Pero los viñadores se apoderaron de ellos, y a uno lo golpearon, a otro lo mataron y al tercero lo apedrearon.
El propietario volvió a enviar a otros servidores, en mayor número que los primeros, pero los trataron de la misma manera.
Finalmente, les envió a su propio hijo, pensando: “Respetarán a mi hijo”.
Pero, al verlo, los viñadores se dijeron: “Este es el heredero: vamos a matarlo para quedarnos con su herencia”.
Y apoderándose de él, lo arrojaron fuera de la viña y lo mataron.
Cuando vuelva el dueño, ¿qué les parece que hará con aquellos viñadores?».
Le respondieron: «Acabará con esos miserables y arrendará la viña a otros, que le entregarán el fruto a su debido tiempo.»
Jesús agregó: «¿No han leído nunca en las Escrituras: La piedra que los constructores rechazaron ha llegado a ser la piedra angular: esta es la obra del Señor, admirable a nuestros ojos?
Por eso les digo que el Reino de Dios les será quitado a ustedes, para ser entregado a un pueblo que le hará producir sus frutos.»
Los sumos sacerdotes y los fariseos, al oír estas parábolas, comprendieron que se refería a ellos.
Entonces buscaron el modo de detenerlo, pero temían a la multitud, que lo consideraba un profeta.

Extraído de la Biblia: Libro del Pueblo de Dios.

——————————————-

San Máximo de Turín (¿-c. 420)

obispo

Sermón para la fiesta de San Cipriano

Producir frutos

La viña del Señor, dice el profeta, es la casa de Israel (Is 5,7). Ahora bien, esta casa somos nosotros…y pues somos Israel, somos también la viña del Señor. Vigilemos, pues, que no nazca de nuestros sarmientos, en lugar de la uva dulce, el fruto de la cólera(Ap 14,19), para que no diga: “esperaba uvas i dio agraces” (cf Is 5,7) ¡Qué tierra tan ingrata! La que tenía que dar a su amo frutos de dulzura, lo atravesó con espinas agudas. Así, sus enemigos, los que tenían que haber acogido a su Salvador con toda la devoción de su fe, lo coronaron con espinas en la pasión. Para ellos, esta corona significaba ultraje e injuria, pero, a los ojos del Señor, era la corona de las virtudes…
Prestad atención, hermanos, que no se diga a vuestro propósito: “esperaba buenos frutos y dieron agraces”. Estemos atentos a que nuestras malas acciones no hieran la cabeza del Salvador como espinas crueles. Hay espinas del corazón que han herida hasta la misma palabra de Dios, como lo dice el Señor en el evangelio cuando narra que el grano del sembrador cayó entre espinos, éstos crecieron y ahogaron la semilla (cf Mt 13,7)… Vigilad, pues, que vuestra viña no produzca espinos en lugar de racimos, que vuestra vendimia no dé vinagre en lugar de vino. Cualquiera que haga la vendimia sin distribuir a los pobres sus bienes, recoge vinagre en lugar de vino. Y aquel que mete su cosecha en los graneros sin dar alimento a los indigentes, no recoge el fruto de la limosna sino el rastrojo de la avaricia.

Si no deseas recibir más correos electrónicos https://evangeliodeldia.org/SP/settings/subscription?utm_source=newsletter.

Publicado en Lecturas de la Misa del día

Mensaje del 20 de marzo

Mensaje de Dios Padre

 

20 de Marzo del 2019

Mensaje Público

 

Nuevamente veo una gran llama que he llegado a reconocer como el Corazón de Dios Padre.  Dice: “No vengo para imponer Mi Voluntad sobre nadie.  Más bien, vengo para exponer la verdad del lugar al que las decisiones de la humanidad los están llevando.  Cuando el hombre no respeta Mi soberanía sobre él, es fácil que Satanás lo convenza de tomar decisiones pecaminosas.  Es entonces cuando el hombre no comprende el alcance de los efectos de sus decisiones del momento presente.”

 

“Cuando el hombre actúa conforme al deseo de agradarme, tiene la plenitud de Mi gracia a su alrededor y sobre sí mismo.  Las malas decisiones hacen que la humanidad se aleje de Mí.  Satanás llena esa distancia con sus viles sugerencias. Así como una dieta saludable ayuda a tener un cuerpo saludable, una buena relación Conmigo ayuda a tomar buenas decisiones en la vida cotidiana.  Por lo tanto, esa es la forma de evitar guerras, desastres económicos y el surgimiento de dictaduras.”

 

“Permítanme el dominio sobre sus corazones obedeciendo Mis mandamientos. De esta forma verán claramente hacia dónde los están llevando sus decisiones.  Es entonces que Mi Mano paternal estará sobre ustedes.”

 

Lean Hebreos 3:12-13

Tengan cuidado, hermanos, no sea que alguno de ustedes tenga un corazón tan malo que se aparte del Dios viviente por su incredulidad.  Antes bien, anímense mutuamente cada día mientras dure este hoy, a fin de que nadie se endurezca, seducido por el pecado.

 

 

Amor Santo es: Amar a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a ti mismo. Amor Santo es: el Inmaculado Corazón de María. Ver Mas…  

Si ya no desea recibir los mensajes, responda a cancelar@amorsanto.com​​

k Here to Unsubscribe​

Ministerios del Amor Santo

37137 Butternut Ridge Rd

North Ridgeville, Ohio 44039

Publicado en Amor Santo | Deja un comentario

«Vio de lejos a Abrahán y a Lázaro en su seno»

Evangelio del día
¿Señor, a quién iremos?. Tú tienes palabras de vida eterna. Jn 6, 68

Ver evangelio en línea – Calendario ordinario
https://evangeliodeldia.org/SP/gospel?utm_source=newsletter

Jueves, 21 De Marzo

Jueves de la segunda semana de Cuaresma

Beato Miguel Losa

Beato Miguel Losa

Más… https://evangeliodeldia.org/SP/saints/03-21?utm_source=newsletter

——————————————-

Libro de Jeremías (17,5-10.)
Así habla el Señor: ¡Maldito el hombre que confía en el hombre y busca su apoyo en la carne, mientras su corazón se aparta del Señor!
El es como un matorral en la estepa que no ve llegar la felicidad; habita en la aridez del desierto, en una tierra salobre e inhóspita.
¡Bendito el hombre que confía en el Señor y en él tiene puesta su confianza!
El es como un árbol plantado al borde de las aguas, que extiende sus raíces hacia la corriente; no teme cuando llega el calor y su follaje se mantiene frondoso; no se inquieta en un año de sequía y nunca deja de dar fruto.
Nada más tortuoso que el corazón humano y no tiene arreglo: ¿quién puede penetrarlo?
Yo, el Señor, sondeo el corazón y examino las entrañas, para dar a cada uno según su conducta, según el fruto de sus acciones.

Salmo (1,1-2.3.4.6.)
¡Feliz el hombre
que no sigue el consejo de los malvados,
ni se detiene en el camino de los pecadores,
ni se sienta en la reunión de los impíos,
sino que se complace en la ley del Señor
y la medita de día y de noche!

El es como un árbol
plantado al borde de las aguas,
que produce fruto a su debido tiempo,
y cuyas hojas nunca se marchitan:
todo lo que haga le saldrá bien.

No sucede así con los malvados:
ellos son como paja que se lleva el viento.
Porque el Señor cuida el camino de los justos,
pero el camino de los malvados termina mal. 

Evangelio según San Lucas (16,19-31.)
Jesús dijo a los fariseos: “Había un hombre rico que se vestía de púrpura y lino finísimo y cada día hacía espléndidos banquetes.
A su puerta, cubierto de llagas, yacía un pobre llamado Lázaro,
que ansiaba saciarse con lo que caía de la mesa del rico; y hasta los perros iban a lamer sus llagas.
El pobre murió y fue llevado por los ángeles al seno de Abraham. El rico también murió y fue sepultado.
En la morada de los muertos, en medio de los tormentos, levantó los ojos y vio de lejos a Abraham, y a Lázaro junto a él.
Entonces exclamó: ‘Padre Abraham, ten piedad de mí y envía a Lázaro para que moje la punta de su dedo en el agua y refresque mi lengua, porque estas llamas me atormentan’.
‘Hijo mío, respondió Abraham, recuerda que has recibido tus bienes en vida y Lázaro, en cambio, recibió males; ahora él encuentra aquí su consuelo, y tú, el tormento.
Además, entre ustedes y nosotros se abre un gran abismo. De manera que los que quieren pasar de aquí hasta allí no pueden hacerlo, y tampoco se puede pasar de allí hasta aquí’.
El rico contestó: ‘Te ruego entonces, padre, que envíes a Lázaro a la casa de mi padre,
porque tengo cinco hermanos: que él los prevenga, no sea que ellos también caigan en este lugar de tormento’.
Abraham respondió: ‘Tienen a Moisés y a los Profetas; que los escuchen’.
‘No, padre Abraham, insistió el rico. Pero si alguno de los muertos va a verlos, se arrepentirán’.
Pero Abraham respondió: ‘Si no escuchan a Moisés y a los Profetas, aunque resucite alguno de entre los muertos, tampoco se convencerán'”.

Extraído de la Biblia: Libro del Pueblo de Dios.

——————————————-

San Pedro Crisólogo (c. 406-450)

obispo de Ravenna, doctor de la Iglesia

Sermón 122, sobre el rico y Lázaro

«Vio de lejos a Abrahán y a Lázaro en su seno»

«Abrahán era muy rico» nos dice la Escritura (Gn 13,2)… Abrahán, hermanos míos, no fue rico para sí mismo, sino para los pobres: más que reservarse su fortuna, se propuso compartirla… Este hombre, extranjero él, no cesó nunca de hacer todo lo que estaba en su mano para que el extranjero no se sintiera ya más extranjero. Viviendo en su tienda, no podía soportar que cualquiera que pasara se quedara sin ser acogido. Perpetuo viajero, acogía a todos los huéspedes que se presentaban… Lejos de acomodarse sobre los dones de Dios, se sabía llamado a difundirlos: los empleaba para defender a los oprimidos, liberar a los prisioneros, ver sacados de su suerte a los hombres que iban a morir (Gn 14,14)… Delante del extranjero que recibe en su tienda (Gn 18,1s) Abrahán no se sienta sino que se queda de pie. No es el convidado de su huésped, se hace su servidor; olvida que es señor en su propia casa, y trae la comida y se preocupa que tenga una cuidadosa preparación, llama a su mujer. Para las cosas propias cuenta enteramente con sus sirvientes, pero para el extranjero que recibe piensa que sólo lo puede confiar a la habilidad de su esposa.
¿Qué más diré, hermanos míos? Hay en él una delicadeza tan perfecta… que Abrahán atrajo al mismo Dios, quien le obligó a ser su huésped. Así Abrahán llegó a ser descanso para los pobres, refugio de los extranjeros, el mismo que, más adelante, se diría acogido en la persona del pobre y del extranjero: «Tuve hambre y me disteis de comer, tuve sed y me disteis de beber, fui forastero y me hospedasteis» (Mt 25,35).

Si no deseas recibir más correos electrónicos https://evangeliodeldia.org/SP/settings/subscription?utm_source=newsletter.

Publicado en Lecturas de la Misa del día

Mensaje del 19 de marzo

Mensaje de Dios Padre

 

19 de Marzo del 2019

Solemnidad de san José

 

Nuevamente veo una gran llama que he llegado a reconocer como el Corazón de Dios Padre.  Dice: “Hijos Míos, permítanme ser su padre para guiarlos y protegerlos.  Si me dejan, Yo los ayudaré a encontrar su camino en el mundo.  La razón por la que la moral ha dado un giro brusco es porque Mis hijos no tienen una relación padre-hijo Conmigo.  Ellos tratan de elegir por sí mismos.  No valoran Mi intervención ni Mi ayuda.  Mi mejor guía son Mis mandamientos.”

 

“La Santa Madre se apoyó en san José en los importantes primeros años de la vida de Jesús en el mundo.  Asimismo, en su tierna edad, Jesús se apoyó en san José.  San José fue una fuerte figura paterna.  Tan fuerte como era, José dependió de Mis directrices.  Yo lo ayudé a encontrar refugio cuando no había lugar para ellos en la posada.  Él dependió de Mí durante la huida a Egipto.  Soy Yo quien siempre ayudó y protegió a la Sagrada Familia.  En la actualidad, la vida de la familia es un blanco fácil para Satanás porque la familia no tiene una buena relación Conmigo, su Padre celestial.  Lo mismo se puede decir de todos los líderes del mundo.  La propia vida humana –un don Mío–no se valora.  La prueba es el aborto y el terrorismo.”

 

“Hombre de la Tierra, acude a Mí como Padre tuyo.  Inclúyanme en sus decisiones de cada instante.  Permítanme entrar en sus corazones.” 

 

Lean Génesis 2:7

Entonces el Señor Dios modeló al hombre con arcilla del suelo y sopló en su nariz un aliento de vida. Así el hombre se convirtió en un ser viviente.

 

 

Amor Santo es: Amar a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a ti mismo. Amor Santo es: el Inmaculado Corazón de María. Ver Mas…  

Si ya no desea recibir los mensajes, responda a cancelar@amorsanto.com​​

k Here to Unsubscribe​

Ministerios del Amor Santo

37137 Butternut Ridge Rd

North Ridgeville, Ohio 44039

Publicado en Amor Santo | Deja un comentario

“Manda que estos dos hijos míos se sienten en tu Reino, uno a tu derecha y otro a tu izquierda.”

Evangelio del día
¿Señor, a quién iremos?. Tú tienes palabras de vida eterna. Jn 6, 68

Ver evangelio en línea – Calendario ordinario
https://evangeliodeldia.org/SP/gospel?utm_source=newsletter

Miércoles, 20 De Marzo

Miércoles de la segunda semana de Cuaresma

Santa María Josefa del Corazón de Jesús

Santa María Josefa del Corazón de Jesús

Más… https://evangeliodeldia.org/SP/saints/03-20?utm_source=newsletter

——————————————-

Libro de Jeremías (18,18-20.)
Ellos dijeron: “¡Vengan, tramemos un plan contra Jeremías, porque no le faltará la instrucción al sacerdote, ni el consejo al sabio, ni la palabra al profeta! Vengan, inventemos algún cargo contra él, y no prestemos atención a sus palabras”.
¡Préstame atención, Señor, y oye la voz de los que me acusan!
¿Acaso se devuelve mal por bien para que me hayan cavado una fosa? Recuerda que yo me presenté delante de ti para hablar en favor de ellos, para apartar de ellos tu furor.

Salmo (31(30),5-6.14.15-16.)
Sácame de la red que me han tendido,
porque tú eres mi refugio.
Yo pongo mi vida en tus manos:
tú me rescatarás, Señor, Dios fiel.

Oigo los rumores de la gente
y amenazas por todas partes,
mientras se confabulan contra mí
y traman quitarme la vida.

Pero yo confío en ti, Señor,
y te digo: «Tú eres mi Dios,
mi destino está en tus manos.»
Líbrame del poder de mis enemigos
y de aquellos que me persiguen.

Evangelio según San Mateo (20,17-28.)
Cuando Jesús se dispuso a subir a Jerusalén, llevó consigo sólo a los Doce, y en el camino les dijo:
“Ahora subimos a Jerusalén, donde el Hijo del hombre va a ser entregado a los sumos sacerdotes y a los escribas. Ellos lo condenarán a muerte
y lo entregarán a los paganos para que sea maltratado, azotado y crucificado, pero al tercer día resucitará”.
Entonces la madre de los hijos de Zebedeo se acercó a Jesús, junto con sus hijos, y se postró ante él para pedirle algo.
“¿Qué quieres?”, le preguntó Jesús. Ella le dijo: “Manda que mis dos hijos se sienten en tu Reino, uno a tu derecha y el otro a tu izquierda”.
“No saben lo que piden”, respondió Jesús. “¿Pueden beber el cáliz que yo beberé?”. “Podemos”, le respondieron.
“Está bien, les dijo Jesús, ustedes beberán mi cáliz. En cuanto a sentarse a mi derecha o a mi izquierda, no me toca a mí concederlo, sino que esos puestos son para quienes se los ha destinado mi Padre”.
Al oír esto, los otros diez se indignaron contra los dos hermanos.
Pero Jesús los llamó y les dijo: “Ustedes saben que los jefes de las naciones dominan sobre ellas y los poderosos les hacen sentir su autoridad.
Entre ustedes no debe suceder así. Al contrario, el que quiera ser grande, que se haga servidor de ustedes;
y el que quiera ser el primero que se haga su esclavo:
como el Hijo del hombre, que no vino para ser servido, sino para servir y dar su vida en rescate por una multitud”.

Extraído de la Biblia: Libro del Pueblo de Dios.

——————————————-

Basilio de Seleucia (¿-c. 468)

obispo

Sermón 24; PG 85, 282ss

“Manda que estos dos hijos míos se sienten en tu Reino, uno a tu derecha y otro a tu izquierda.”

¿Quieres conocer la fe de esta mujer? Considera, pues, el momento de su petición…La cruz estaba cercana , la pasión inminente, la muchedumbre de los enemigos a punto. El Maestro habla de su muerte, los discípulos se inquietan: antes de la pasión se estremecen al oír hablar de ella. Lo que escuchan los espanta y quedan turbados. En este momento, esta madre se distancia del grupo de los apóstoles y pide el Reino y un trono para sus hijos.
¿Qué dices, mujer? ¿Oyes hablar de la cruz y pides un trono? Se trata de la pasión y tú deseas el Reino. Abandonas a los discípulos a sus miedos y temores. Pero ¿de dónde te puede venir este deseo de dignidades? ¿Qué es lo que te lleva a pedir un reino para tus hijos, después de todo lo que acabas de escuchar?…
–Yo veo, dice ella, la pasión, pero preveo también la resurrección. Veo alzada la cruz y contemplo el cielo abierto. Miro los clavos, pero también veo el trono… He oído al Señor decir: “Os sentaréis en doce tronos” (Mt 19,28) Veo el porvenir con los ojos de la fe.
Esta mujer se adelanta, me parece a mí, a las palabras del ladrón. El, en la cruz, pronuncia esta oración: “Acuérdate de mí, cuando llegues a tu Reino.” (Lc 23,42) Antes de la cruz, ha hecho del Reino el objeto de su súplica…¡Deseo grande, perdido en el futuro! Lo que el tiempo escondía lo veía la fe.

Si no deseas recibir más correos electrónicos https://evangeliodeldia.org/SP/settings/subscription?utm_source=newsletter.

Publicado en Lecturas de la Misa del día

Mensaje del 18 de marzo

Mensaje de Dios Padre

 

18 de Marzo del 2019

Mensaje Público

 

Nuevamente veo una gran llama que he llegado a reconocer como el Corazón de Dios Padre.  Dice: “Hijos, crean en Mi Omnipotencia. Confíen en Mi Omnipotencia.  No tengan miedo de ninguna situación o circunstancia.  Mi poder siempre está con ustedes en cualquier época de sus vidas.  Yo veo dentro de cada corazón.  Conozco todas sus debilidades y su fuerza.  Yo soy su protección y provisión.”

 

“Grande es Mi indignación ante la apostasía del hombre.  La verdadera fe se ha vuelto inusual.  La devoción a la verdad es aún más inusual.  Ninguno de los esfuerzos del hombre conduce por sí mismo a la luz de la vida a menos que esté basado en Mi Voluntad.  Si no es así, Yo retrocedo y permito que sigan su curso los malos frutos de esos esfuerzos.”

 

“No podrán comprender el gozo de ser instrumentos Míos en el mundo hasta que se separen del amor propio desordenado.  Ese es un gozo que Yo no puedo enseñarles;  solamente se puede experimentar.  Vivan para agradarme a Mí y a su prójimo y, al final, a ustedes mismos. Esta es la clave para el éxito espiritual;  para un gozo y una paz muy arraigados.  Es Mi Amor Divino.  Es Mi instrumento contra la apostasía.”

 

Lean Hebreos 3:12-15

Tengan cuidado, hermanos, no sea que alguno de ustedes tenga un corazón tan malo que se aparte del Dios viviente por su incredulidad.  Antes bien, anímense mutuamente cada día mientras dure este hoy, a fin de que nadie se endurezca, seducido por el pecado.  Porque hemos llegado a ser partícipes de Cristo, con tal que mantengamos firmemente hasta el fin nuestra actitud inicial.  Cuando la Escritura dice:  ‘Si hoy escuchan su voz, no endurezcan su corazón como en el tiempo de la Rebelión’.

 

 

Amor Santo es: Amar a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a ti mismo. Amor Santo es: el Inmaculado Corazón de María. Ver Mas…  

Si ya no desea recibir los mensajes, responda a cancelar@amorsanto.com​​

k Here to Unsubscribe​

Ministerios del Amor Santo

37137 Butternut Ridge Rd

North Ridgeville, Ohio 44039

Publicado en Amor Santo | Deja un comentario

“Cuando José se despertó, hizo lo que le había mandado el ángel del Señor”

Evangelio del día
¿Señor, a quién iremos?. Tú tienes palabras de vida eterna. Jn 6, 68

Ver evangelio en línea – Calendario ordinario
https://evangeliodeldia.org/SP/gospel?utm_source=newsletter

Martes, 19 De Marzo

San José, esposo de la Virgen María, Solemnidad

Beato Narciso Turchan

Beato Narciso Turchan

Más… https://evangeliodeldia.org/SP/saints/03-19?utm_source=newsletter

——————————————-

Segundo Libro de Samuel (7,4-5a.12-14a.16.)
Pero aquella misma noche, la palabra del Señor llegó a Natán en estos términos:
«Ve a decirle a mi servidor David: Así habla el Señor:
Cuando hayas llegado al término de tus días y vayas a descansar con tus padres, yo elevaré después de ti a uno de tus descendientes, a uno que saldrá de tus entrañas, y afianzaré su realeza.
El edificará una casa para mi Nombre, y yo afianzaré para siempre su trono real.
Seré un padre para él, y él será para mí un hijo.
Tu casa y tu reino durarán eternamente delante de mí, y su trono será estable para siempre.»

Salmo (89(88),2-3.4-5.27.29.)
Cantaré eternamente el amor del Señor,
proclamaré tu fidelidad por todas las generaciones.
Porque tú has dicho:
«Mi amor se mantendrá eternamente,

mi fidelidad está afianzada en el cielo.»
Yo sellé una alianza con mi elegido,
hice este juramento a David, mi servidor:
«Estableceré tu descendencia para siempre,

mantendré tu trono por todas las generaciones.»
El me dirá: «Tú eres mi padre,
mi Dios, mi Roca salvadora.»
Le aseguraré mi amor eternamente,

y mi alianza será estable para él.

Carta de San Pablo a los Romanos (4,13.16-18.22.)
Hermanos:
En efecto, la promesa de recibir el mundo en herencia, hecha a Abraham y a su posteridad, no le fue concedida en virtud de la Ley, sino por la justicia que procede de la fe.
Por eso, la herencia se obtiene por medio de la fe, a fin de que esa herencia sea gratuita y la promesa quede asegurada para todos los descendientes de Abraham, no sólo los que lo son por la Ley, sino también los que lo son por la fe. Porque él es nuestro padre común,
como dice la Escritura: Te he constituido padre de muchas naciones. Abraham es nuestro padre a los ojos de aquel en quien creyó: el Dios que da vida a los muertos y llama a la existencia a las cosas que no existen.
Esperando contra toda esperanza, Abraham creyó y llegó a ser padre de muchas naciones, como se le había anunciado: Así será tu descendencia.
Por eso, la fe le fue tenida en cuenta para su justificación.

Evangelio según San Mateo (1,16.18-21.24a.)
Jacob fue padre de José, el esposo de María, de la cual nació Jesús, que es llamado Cristo.
Este fue el origen de Jesucristo: María, su madre, estaba comprometida con José y, cuando todavía no habían vivido juntos, concibió un hijo por obra del Espíritu Santo.
José, su esposo, que era un hombre justo y no quería denunciarla públicamente, resolvió abandonarla en secreto.
Mientras pensaba en esto, el Angel del Señor se le apareció en sueños y le dijo: “José, hijo de David, no temas recibir a María, tu esposa, porque lo que ha sido engendrado en ella proviene del Espíritu Santo.
Ella dará a luz un hijo, a quien pondrás el nombre de Jesús, porque él salvará a su Pueblo de todos sus pecados”.
Al despertar, José hizo lo que el Angel del Señor le había ordenado.

Extraído de la Biblia: Libro del Pueblo de Dios.

——————————————-

San Francisco de Sales (1567-1622)

obispo de Ginebra y doctor de la Iglesia

Conversaciones, n° 19

“Cuando José se despertó, hizo lo que le había mandado el ángel del Señor”

¡Oh cuanto este gran Santo, de quien hablamos, fue en esto fiel! no hay palabras para explicar su perfección; porque a mas de ser esta tan grande, ¿en qué pobreza, en qué abatimiento no vivió todos los días de su vida? Pobreza y abatimiento, bajo de los cuales tuvo escondidas y cubiertas sus grandes virtudes y dignidades… ¡Oh! verdaderamente yo no dudo de que los Ángeles, absortos de admiración, no viniesen en hermosas tropas a considerar y admirar su humildad cuando tenía al divino Niño en su pobre tienda, donde ejercía su oficio para sustentar al Hijo y a la Madre que le estaban encomendados.
No hay duda alguna, queridas hermanas, que San José fue más valiente que David y que tuvo más sabiduría que Salomón; no obstante, viéndole reducido al ejercicio de carpintero ¿quién hubiera juzgado esto, sino fuera alumbrado con la luz celestial? tan encubiertos tenía los dones singulares de que Dios le había hecho merced. Pero ¿qué sabiduría no tuvo, pues Dios le dio el cargo de su Hijo gloriosísimo… Príncipe universal de cielo y tierra?… y no obstante, por otra parte, veréis cuánto estuvo abatido y humillado, más de lo que se puede decir ni imaginar…: Fue a su patria; a la ciudad de Belén, y ninguno de cuantos a ella fueron de otras partes fue desechado… Mirad como el Ángel le dice que conviene que vaya a Egipto y va: mándale que vuelva y vuelve. Quiere Dios que sea siempre pobre, que es una de las pruebas más fuertes que con nosotros puede hacer, y él se sujeta amorosamente, y no por algún tiempo, sino por toda su vida.

Si no deseas recibir más correos electrónicos https://evangeliodeldia.org/SP/settings/subscription?utm_source=newsletter.

Publicado en Lecturas de la Misa del día

Mensajes del 16 y 17 de marzo

Mensajes de Dios Padre

 

16 de Marzo del 2019

Mensaje Público

 

Nuevamente veo una gran llama que he llegado a reconocer como el Corazón de Dios Padre.  Dice: “Recientemente, tu área del País experimentó una ola de tornados.  Se utilizó la tecnología más sofisticada para seguir el trayecto y la gravedad de estas tormentas.  Fue una amenaza para el bienestar físico de muchos.  La amenaza más importante –la amenaza a la salvación eterna– no se detecta.  Se trata de la actividad de Satanás en los corazones y en el mundo.  El daño que hace no se le atribuye a él, sino a las personas, a los lugares y a las cosas. Satanás quiere estar oculto;  esa es su fuerza.  Además, a diferencia de los tornados, a las personas no les interesa estar al tanto del paradero de Satanás.  Los efectos de su presencia se atribuyen a los esfuerzos humanos, a la fragilidad humana.”

 

“Yo he venido para decirles que pongan atención a lo que está afectando su destino eterno.  A través de la oración y el sacrificio detectarán fácilmente las obras de Satanás. Si no consagran sus corazones a la oración y al sacrificio, van a vivir en la confusión de Satanás.  Esto es lo que debilita los esfuerzos de la gente buena: la falta de oración y sacrificios.”

 

Lean Romanos 6:20-23

Cuando eran esclavos del pecado, ustedes estaban libres con respecto de la justicia.  Pero, ¿qué provecho sacaron entonces de las obras que ahora los avergüenzan?  El resultado de esas obras es la muerte.  Ahora, en cambio, ustedes están libres del pecado y sometidos a Dios:  el fruto de esto es la santidad y su resultado, la Vida eterna.  Porque el salario del pecado es la muerte, mientras que el don gratuito de Dios es la Vida eterna, en Cristo Jesús, nuestro Señor.

 

17 de Marzo del 2019

Fiesta de san Patricio

 

Nuevamente veo una gran llama que he llegado a reconocer como el Corazón de Dios Padre.  Dice: “Hijos Míos, Mi primer mandamiento –amarme a Mí por sobre todas las cosas y al prójimo como a sí mismos–manda obediencia a todos los demás mandamientos.  Ustedes deben amarme a Mí primero y, con este amor, deben intentar agradarme.  Entonces–y solamente entonces–van a desear obedecer todos Mis mandamientos.  Si aman a su prójimo, no codiciarán sus bienes, no le harán daño físico, no lo robarán ni lo calumniarán.  Entonces, comprendan que el Amor Santo es la personificación de todos los mandamientos.”

 

“Esa es la suma total de lo que el Cielo ha venido a enseñarles en la gran cantidad de Mensajes que aquí se dan.  En eso se basa su salvación.  Esa también es la manera de exponer a Satanás y sus actividades.  Cualquier transigencia con Mis mandamientos es sello de Satanás.  Por ejemplo, piensen en la cantidad de jóvenes que hoy en día eligen vivir juntos fuera del matrimonio.  Lo que solía ser un tabú ahora es aceptable.  Por lo tanto, dense cuenta de la gran necesidad que hay de corregir las conciencias por medio de Mi llamado a volver a la obediencia a Mis mandamientos por medio del Amor Santo.”

 

“El Santo cuya fiesta celebran hoy (san Patricio) vivió entre paganos proclamando la verdad de lo que Yo les he dado aquí hoy.  Les pido que, de cualquier forma posible, difundan este mensaje entre los paganos de hoy que, en la actualidad, superan en número a los cristianos creyentes.”

 

Lean Romanos 6:20-23

Cuando eran esclavos del pecado, ustedes estaban libres con respecto de la justicia.  Pero, ¿qué provecho sacaron entonces de las obras que ahora los avergüenzan?  El resultado de esas obras es la muerte.  Ahora, en cambio, ustedes están libres del pecado y sometidos a Dios:  el fruto de esto es la santidad y su resultado, la Vida eterna.  Porque el salario del pecado es la muerte, mientras que el don gratuito de Dios es la Vida eterna, en Cristo Jesús, nuestro Señor.

 

 

 

Amor Santo es: Amar a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a ti mismo. Amor Santo es: el Inmaculado Corazón de María. Ver Mas…  

Si ya no desea recibir los mensajes, responda a cancelar@amorsanto.com​​

k Here to Unsubscribe​

Ministerios del Amor Santo

37137 Butternut Ridge Rd

North Ridgeville, Ohio 44039

Publicado en Amor Santo | Deja un comentario

Sed misericordiosos como vuestro Padre es misericordioso

Evangelio del día
¿Señor, a quién iremos?. Tú tienes palabras de vida eterna. Jn 6, 68

Ver evangelio en línea – Calendario ordinario
https://evangeliodeldia.org/SP/gospel?utm_source=newsletter

Lunes, 18 De Marzo

Lunes de la segunda semana de Cuaresma

San Cirilo de Jerusalen

San Cirilo de Jerusalen

Más… https://evangeliodeldia.org/SP/saints/03-18?utm_source=newsletter

——————————————-

Libro de Daniel (9,4b-10.)
¡Ah, Señor, Dios, el Grande, el Temible, el que mantiene la alianza y la fidelidad con aquellos que lo aman y observan sus mandamientos!
Nosotros hemos pecado, hemos faltado, hemos hecho el mal, nos hemos rebelado y nos hemos apartado de tus mandamientos y tus preceptos.
No hemos escuchado a tus servidores los profetas, que hablaron en tu Nombre a nuestros reyes, a nuestros jefes, a nuestros padres y a todo el pueblo del país.
¡A ti, Señor, la justicia! A nosotros, en cambio, la vergüenza reflejada en el rostro, como les sucede en este día a los hombres de Judá, a los habitantes de Jerusalén y a todo Israel, a los que están cerca y a los que están lejos, en todos los países adonde tú los expulsaste, a causa de la infidelidad que cometieron contra ti.
¡A nosotros, Señor, la vergüenza reflejada en el rostro, y también a nuestros reyes, a nuestros jefes y a nuestros padres, porque hemos pecado contra ti!
¡Al Señor, nuestro Dios, la misericordia y el perdón, porque nos hemos rebelado contra él!
Nosotros no hemos escuchado la voz del Señor, nuestro Dios, para seguir sus leyes, que él puso delante de nosotros por medio de sus servidores los profetas.

Salmo (79(78),8.9.11.13.)
No recuerdes para nuestro mal
las culpas de otros tiempos;
compadécete pronto de nosotros,
porque estamos totalmente abatidos.

Ayúdanos, Dios salvador nuestro,
por el honor de tu Nombre;
líbranos y perdona nuestros pecados,
a causa de tu Nombre.

Llegue hasta tu presencia el lamento de los cautivos,
preserva con tu brazo poderoso
a los que están condenados a muerte.
Y nosotros, que somos tu pueblo

y las ovejas de tu rebaño,
te daremos gracias para siempre,
y cantaremos tus alabanzas
por todas las generaciones.

Evangelio según San Lucas (6,36-38.)
Jesús dijo a sus discípulos:
«Sean misericordiosos, como el Padre de ustedes es misericordioso.
No juzguen y no serán juzgados; no condenen y no serán condenados; perdonen y serán perdonados.
Den, y se les dará. Les volcarán sobre el regazo una buena medida, apretada, sacudida y desbordante. Porque la medida con que ustedes midan también se usará para ustedes».

Extraído de la Biblia: Libro del Pueblo de Dios.

——————————————-

Juliana de Norwich (1342-después de 1416)

reclusa inglesa

Revelaciones del amor divino, cap. 48

Sed misericordiosos como vuestro Padre es misericordioso

A mis ojos, la misericordia [de Dios], es el amor que obra con dulzura y plenitud de gracia, con compasión superabundante.Actúa para guardarnos; para que todas las cosas sucedan para nuestro bien. Permite, por amor, incluso que faltemos, en cierta medida. Tantas veces faltemos como caigamos; tantas veces caigamos como muramos… Sin embargo, la mirada dulce de la piedad y del amor jamás se aparta de nosotros; la misericordia nunca se acaba.
He visto lo que es propio de la misericordia y he visto lo que es propio de la gracia: son dos maneras de actuar de un solo amor. La misericordia es un atributo de la compasión, y proviene de la ternura maternal; la gracia es un atributo de gloria, y proviene del poder real del Señor en el mismo amor.
La misericordia actúa para protegernos, sostenernos, vivificarnos, y curarnos: en todo esto es ternura de amor. La gracia obra para elevar y recompensar, infinitamente más allá de lo que merecen nuestro deseo y nuestro trabajo; difunde y manifiesta la generosidad que Dios, nuestro Señor, nos prodiga en su cortesía maravillosa. Todo esto viene de la abundancia de su amor. Porque la gracia cambia nuestra flaqueza en consuelo abundante e infinito, la gracia convierte nuestra caída vergonzosa en un levantamiento sublime y glorioso, la gracia cambia nuestro triste morir en una vida santa y bienaventurada.
En verdad lo he visto: cada vez que nuestra perversidad nos conduce, aquí abajo, al dolor, la vergüenza y la aflicción, la gracia, por el contrario, nos conduce al consuelo, la gloria y la felicidad. Y con tal superabundancia, que llegando a allá arriba para recibir la recompensa que la gracia nos tiene preparada, agradeceremos y bendeciremos a nuestro Señor, regocijándonos sin fin por haber sufrido tales adversidades. Y este amor bienaventurado será de tal naturaleza que veremos en Dios cosas que jamás habríamos podido conocer sin haber pasado por estas pruebas.

Si no deseas recibir más correos electrónicos https://evangeliodeldia.org/SP/settings/subscription?utm_source=newsletter.

Publicado en Lecturas de la Misa del día

Preparación de homilías – San José – 19/03/2019

dominicos

Homilía San José

19 de marzo de 2019 – Ciclo C

“José era justo”

Ver en el navegador
Descargar PDF
Descargar ePub

Ir a: Introducción / Lecturas
/ Pautas para la homilía

  Introducción  

La persona de san José es entrañable. Basta lo poco que los evangelios nos dicen de ella para que esté presente en la Iglesia a lo largo de la historia. ¡Cuántos cristianos llevan el nombre de José, de María José, de Josefa! Su imagen está presente en la mayoría de nuestras iglesias. Existen institutos religiosos que llevan su nombre; otros lo llevan unido a María y Jesús, Al constituir la Sagrada familia. Se ha desarrollado una teología sobre su persona, la “Josefología”, que estudia el papel de san José en el misterio de la salvación.  La Iglesia lo ha considera como patrón especial de ella, pues la protege como protegió a su fundador, a Jesús de Nazaret. Pensando en que tuvo junto a sí en el momento de su muerte a María y Jesús, se le venera como protector especial de quien está al borde de la muerte. Porque fue un trabajador manual, artesano o carpintero, es patrono del mundo del trabajo; por ello se le celebra en la liturgia la fiesta de Jesús Obrero. Establecer su día como día de precepto dominical es manifestación del relieve de su persona en la espiritualidad de la Iglesia.

Fray Juan José de León Lastra

Convento de Ntra. Sra. de Atocha (Madrid)

Enviar comentario al autor/a

Volver arriba

  Lecturas  

Primera Lectura

Lectura del segundo libro de Samuel 7, 4-5a. 12-14a. 16

En aquellos días, recibió Natán la siguiente palabra del Señor: -«Ve y dile a mi siervo David: “Esto dice el Señor: Cuando tus días se hayan cumplido y te acuestes con tus padres, afirmaré después de ti la descendencia que saldrá de tus entrañas, y consolidaré su realeza. Él construirá una casa para mi nombre, y yo consolidaré el trono de su realeza para siempre. Yo seré para él padre, y él será para mí hijo. Tu casa y tu reino durarán por siempre en mi presencia; tu trono permanecerá por siempre.” »

Salmo

Sal 88 R. Su linaje será perpetuo.

Cantaré eternamente las misericordias del Señor, anunciaré tu fidelidad por todas las edades. Porque dije: «Tu misericordia es un edificio eterno, más que el cielo has afianzado tu fidelidad.» R.

Sellé una alianza con mi elegido, jurando a David, mi siervo: «Te fundaré un linaje perpetuo, edificaré tu trono para todas las edades.» R.

Él me invocará: «Tú eres mi padre, mi Dios, mi Roca salvadora.»Le mantendré eternamente mi favor, y mi alianza con él será estable. R.

Segunda Lectura

Lectura de la carta del apóstol san Pablo a los Romanos 4, 13. 16-18. 22

Hermanos: No fue la observancia de la Ley, sino la justificación obtenida por la fe, la que obtuvo para Abrahán y su descendencia la promesa de heredar el mundo. Por eso, como todo depende de la fe, todo es gracia; así, la promesa está asegurada para toda la descendencia, no solamente para la descendencia legal, sino también para la que nace de la fe de Abrahán, que es padre de todos nosotros. Así, dice la Escritura: «Te hago padre de muchos pueblos.» Al encontrarse con el Dios que da vida a los muertos y llama a la existencia lo que, no existe, Abrahán creyó. Apoyado en la esperanza, creyó, contra toda esperanza, que llegaría a ser padre de muchas naciones, según lo que se le había dicho: «Así será tu descendencia.» Por lo cual le valió la justificación.

Evangelio del día

Lectura del santo evangelio según san Mateo 1, 16. 18-21. 24a

Jacob engendró a José, el esposo de María, de la cual nació Jesús, llamado Cristo. El nacimiento de Jesucristo fue de esta manera: Maria, su madre, estaba desposada con José y, antes de vivir juntos, resultó que ella esperaba un hijo por obra del Espíritu Santo. José, su esposo, que era justo y no quería denunciarla, decidió repudiarla en secreto. Pero, apenas había tomado esta resolución, se le apareció en sueños un ángel del Señor que le dijo: -«José, hijo de David, no tengas reparo en llevarte a María, tu mujer, porque la criatura que hay en ella viene del Espíritu Santo. Dará a luz un hijo, y tú le pondrás por nombre Jesús, porque él salvará a su pueblo de los pecados.» Cuando José se despertó, hizo lo que le había mandado el ángel del Señor.

Volver arriba

  Pautas para la homilía  

Hombre justo

Es el título que le dedica san Mateo en su evangelio. Justo son llamados Zacarías, el padre de Juan Bautista, Simeón el anciano que acoge a María y José en el templo cuando presentan a su hijo. “Justo” viene a ser hombre bueno, que para los judíos implicaba, hombre querido por Dios, porque él contaba también con su Dios. Una de las bienaventuranzas dice “Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia”. La justicia a la que se refiere es la que Jesús nombra cuando dice: “buscad primero el reino de Dios y su justicia y lo demás se os dará por añadidura”. Es pues lo esencial del Reino de los cielos, o sea de de la humanidad que predica: justo es quien resume en su persona los valores del Reino: amor, misericordia, referencia en la vida a Dios… Jesús exige a sus discípulos: “que vuestra justicia no sea igual que la de los escribas y fariseos”, porque lo que está mandado cumplir ha de ser reflejo de los sentimientos, de amor, de perdón, de misericordia hacia el hermano. Así fue el justo José el esposo de María. Lo indica Mateo en su evangelio, porque era justo acogió a María, aunque no había participado en la concepción de quien María llevaba en su seno: la quería y por encima de la evidencia creyó en ella, en el milagro que en ella se había realizado.

Hombre de fe

San Pablo en la segunda lectura presenta la figura de Abrahán, el padre en la fe, que “creyó contra toda esperanza que llegaría a ser padre de muchas naciones… por eso le fue computado como justicia”. De nuevo el término justicia para indicar la bondad, que a su vez se funda en creer más en lo que Dios le dice que en las evidencias. Esa intimidad con Dios de san José en el evangelio de san Mateo queda expresada en el contacto con “su ángel” en el sueño. En el sueño Dios le pide que acepte a María como esposa; en el sueño le ordena Dios que abandone Judea y se vaya a Egipto para salvar al Niño, y en sueño le ordena que vuelva de Egipto a Galilea, y no se quede en Judea. El sueño es la expresión bíblica de la intimidad con Dios que le permite descubrir cuál es la voluntad divina. Eso es la fe.

Esposo de María, educador de Jesús

Y es educador de Jesús desde su unión esponsal con María. Con María vive la incertidumbre de cómo actuar ante los sorprendentes hechos que suceden en torno a Jesús. De manera lo expresa Lucas cuando Jesús, con doce años, se aparta de ellos en Jerusalén y tras tres días lo encuentran en el templo rodeado de doctores. Al reproche que le hacen por no haberles avisado, la respuesta de Jesús “tenía que ocuparme de las cosas de mi Padre”, respuesta que no entendieron. Lo que no evitó que, como dice también Lucas, Jesús crecía sometido a ellos. Es decir, ellos cooperaron al crecimiento de Jesús “en sabiduría, en estatura y en gracia ante Dios y los hombres”. Hay que resaltar esto en nuestra sociedad donde abundan matrimonios rotos: el amor entre los esposos es el factor más relevante en el proceso de educación de los hijos, nada puede sustituirlo.  Un proceso que se basa en que el niño perciba la fuerza del amor entre sus padres, amor que se extiende a él; y desde el amor incorpora la obediencia a ellos, como factor educativo. En la carta de los Hebreos se dice que “Jesus aprendió sufriendo a obedecer”.

José humilde carpintero

Así le consideraban sus paisanos de Nazaret. Carpintero y humilde. Pasa desapercibido, como María y Jesús. Por eso se nos hace quizás más atractivo. La sencillez, la humildad atraen. Atraen porque iluminan, no deslumbran como aquellos que buscan brillar. Su familia vive del trabajo de sus manos en compañía de María que realiza su trabajo también. En algún momento creemos que con la ayuda de Jesús. El trabajo construye a la persona, porque es ante todo desarrollo de nuestras capacidades, de lo que de nosotros se puede esperar. Su efecto no es sólo un salario o un modo de acceder a lo necesario para vivir, sino que ayuda a ser. Así el trabajo no es el castigo por el pecado, que se puede derivar de la expresión “comerás el pan con el sudor de tu frente” del Génesis, es el modo normal de ir construyendo la persona y de poner al servicio de los demás lo que puede ayudar a formar una comunidad familiar y social de verdad humana. Por eso, como recordamos, san José es patrón del mundo del trabajo.

Fray Juan José de León Lastra

Convento de Ntra. Sra. de Atocha (Madrid)

Enviar comentario al autor/a

Volver arriba

¿Te ha gustado? Compártelo en:
twitter
facebook

Estás suscrito al servicio de Homilías del portal de los dominicos (Orden de Predicadores).

Este email se ha enviado a tu correo manuelalc@gmail.com. ¿Por qué lo he recibido?

Si no deseas seguir recibiendo estos correos, puedes darte de baja cancelando la suscripción.

También puedes actualizar las preferencias de suscripción.

No respondas a este correo. Esta dirección de email no admite respuestas.

Puedes ponerte en contacto con nosotros para cualquier duda o sugerencia a través del formulario de contacto.

dominicos
Dominicos · c/ Juan de Urbieta, 51 · Madrid, Madrid 28007 · Spain

Enviado a través de:

Publicado en Predicación Dominicos | Etiquetado , | Deja un comentario