martes 22 Mayo 2018 : Salmo 55(54),7-8.9-10a.10b-11a.23.

¡Quién me diera alas de paloma
para volar y descansar!
Entonces huiría muy lejos,
habitaría en el desierto.
Me apuraría a encontrar un refugio
contra el viento arrasador y la borrasca.
Dispérsalos, Señor, confúndeles las lenguas, pues violencia y discordia he visto en la ciudad;
Dispérsalos, Señor, confúndeles las lenguas, pues violencia y discordia he visto en la ciudad;
Confunde sus lenguas, Señor, divídelas,
porque no veo más que violencia
rondan por sus murallas día y noche y dentro están la injusticia y el crimen.
Confía tu suerte al Señor,
y él te sostendrá:
nunca permitirá que el justo perezca.

from EVANGELIO DEL DÍA https://ift.tt/Lm9VM1
via IFTTT

Esta entrada fue publicada en Lecturas de la Misa del día y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s